Descubre la Tasa Tobin

Como muchos inversores ya sabrán, el próximo 16 de enero de 2021 entrará en vigor en España un nuevo impuesto sobre transacciones financieras conocido como Tasa Tobin. Dicho impuesto gravará la compra de acciones de compañías cotizadas, aunque no todas las compras están sujetas al nuevo impuesto. A continuación, vamos a detallar: que es y cómo se originó, como funciona, qué operaciones están sujetas al gravamen y cuáles no etc.

 

¿QUE ES?

 

La tasa Tobin es un impuesto destinado, originalmente, a gravar las operaciones de conversión entre divisas que se producen al contado. Debe su nombre al economista estadounidense James Tobin, que fue galardonado con el Premio Nobel de Economía en el año 1981.

 

La idea inicial dista bastante de la realidad que vivimos actualmente, puesto que era penalizar la especulación monetaria a corto plazo, puesto que se pensaba que dicha especulación provocaba movimientos masivos de fondos entre las bolsas de divisas que podían desestabilidad la divisa de un país. Tampoco estaba previsto que este impuesto fuese pagado por los consumidores, sino que sería pagado por los integrantes del sector financiero, al tratarse de un medio para controlar la estabilidad de la divisa.

 

 

¿CÓMO FUNCIONA EL IMPUESTO?

 

El impuesto sobre transacciones financieras gravará con un 0,2% únicamente la compra y no afectará a las ventas de acciones cotizadas de compañías españolas, cuando se cumplan las siguientes condiciones:

 

  • Que la sociedad tenga acciones admitidas a negociación, ya sea en un mercado español, un mercado regulado de otro país miembro de la UE o en un mercado equivalente de un Estado no miembro de la UE.

 

  • Que el valor de capitalización bursátil de la sociedad sea superior a 1.000 millones € a 1 de diciembre del año anterior.

 

  • Quedan sujetas tanto las operaciones ejecutadas en las bolsas como fuera de ellas (como acuerdos directos entre las partes).

 

El impuesto también grava las adquisiciones de certificados de depósito (como los ADR de empresas españolas cotizados en Estados Unidos), así como también las que deriven de la ejecución de bonos convertibles, derivados o cualquier otro instrumento financiero.

 

En cuanto a la cuantía sobre la que se aplica el tipo impositivo o base imponible, se aplicara al importe pagado por los títulosNo obstante, las operaciones intradía funcionan con una regla especial para el cálculo de la base imponible, de la siguiente forma:

 

(Nº valores adquiridos – Nº valores transmitidos) * (Importe total de las contraprestaciones/Nº valores adquiridos). En la práctica, esto significa que, si el inversor vende antes del cierre del mercado todos los títulos que haya comprado durante el día, no pagará el impuesto.

 

Por último, señalar que las compañías extranjeras que cotizan en España tampoco están sujetas a este gravamen, por lo que la compra de estas acciones, aunque lo hagamos en la bolsa española, no supondrá costes adicionales para el inversor.

 

EXENCIONES

 

La mayoría de las exenciones no afectaran a los inversores particulares, ya que están enfocadas a no interferir en el correcto funcionamiento de los mercados y determinadas operaciones. Estarían exentas las siguientes operaciones:

 

  • Las operaciones propias del mercado primario (emisión de nuevas acciones, OPVs)

 

  • Las operaciones necesarias para el correcto funcionamiento de mercados (por ejemplo, las realizadas por proveedores de liquidez en el ejercicio de sus funciones)

 

  • Adquisiciones entre sociedades que formen parte del mismo grupo

 

  • Operaciones derivadas de reestructuración empresarial

 

  • Las derivadas de determinadas resoluciones por parte de las autoridades competentes

 

  • Las adquisiciones derivadas de la cesión temporal

 

¿CÓMO AFECTARÁ A LA NEGOCIACIÓN EN LA BOLSA ESPAÑOLA?

 

El impuesto se produce en un contexto de deterioro de los volúmenes de contratación en el IBEX35. El pasado 2019 la negociación se contrajo por cuarto ejercicio consecutivo: bajó un 18%, según propios datos de BME, muy lejos del billón que se alcanzó por última vez en 2010.

Desde el propio BME se ha tachado la medida de “negativa y poco oportuna” alertando de que en otros países en los que se ha puesto en práctica los importes recaudados son bastante inferiores de los proyectados.

 

Esta caída se explica, en parte, por la pérdida de cuota de mercado ante la competencia de otras plataformas. El propio Sebastián Albella, presidente de la CNMV, se refirió en su discurso anual ante el Congreso a esta situación y al perjuicio que podría suponer el impuesto en un momento en el que se debería «fomentar que la regulación favorezca la competitividad de nuestros mercados».

 

Un estudio de Renta 4 describe que en los países en los que se ha aplicado ya ha tenido un impacto negativo de entre el 10% y 20% en los volúmenes negociados durante el primer año de aplicación.

 

La tasa Tobin también tendrá un impacto sobre los fondos de inversión y planes de pensiones que inviertan en acciones de la bolsa española gravadas por este impuesto. Según datos de Inverco, el impuesto a las transacciones financieras hará perder un 7,4% de rentabilidad a los fondos de inversión y un 5,6% de los planes de pensiones en los próximos 25 años.

 

El hecho de que en el seno de la Unión Europea no se haya llegado a un consenso indica que hay países que están dispuestos a no imponer tasas, para favorecer que sea en sus jurisdicciones donde se realicen las transacciones que se gravan en otros. Países como Bélgica, Francia (0.3%) o Italia (0.2%) ya tienen un impuesto a las transacciones financieras.

 

¿EXISTEN ALTERNATIVAS PARA INVERTIR?

 

Muchos inversores se plantean alternativas de inversión que no lleven asociado el impuesto, puesto que, en muchos casos, la nueva tasa implicará un coste superior a la comisión que cobra el bróker y a los cánones del mercado.

 

Hay países donde no se cobra el Impuesto a las Transacciones Financieras, muchos de ellos con mercados de valores donde cotizan gran cantidad de compañías, muy interesantes tanto por ser líderes mundiales en su sector como por el buen trato con el accionista, por lo que el abanico de opciones para invertir sin asumir este gravamen sigue siendo muy amplio. Por ejemplo, países como EE.UU con sus principales mercados NYSE y NASDAQAlemania con el XETRA).

 

Dejar un comentario

Comienza a escribir y pulsa Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

Aceptar