Opinión del libro: No eres de azúcar, baila bajo la lluvia

 

 

Cuando te despiden repentinamente de tu trabajo tu mundo se desmorona y todo se vuelve negro, eso es lo que le sucede a Jaime, el protagonista de esta historia. Una fábula que a pesar de tocar temas muy sensibles está escrita en clave de humor y nos hace sonreír y recapacitar cuando los días nublados y tristes acechan nuestra vida personal o profesional.

 

Jaime es un ejecutivo de alto nivel que no entiende el motivo por el cual le han despedido teniendo en cuenta todos los sacrificios que ha realizado por la empresa: viajando por todo el mundo sin tiempo para poder entablar una relación o pasar tiempo con la familia, pasando infinitas horas en la oficina para terminar informes a tiempo o incluso privarse de horas de sueño y comidas para aumentar su rendimiento.

Cuando Ricardo, su jefe, le dice que la empresa no va a necesitar más sus servicios Jaime se desmorona y decide ocultarse en el sótano de la empresa. Durante el día trata de dormir como puede mientras se preocupa por qué no lo encuentren y por la noche asalta las papeleras, el comedor o cualquier rincón donde crea que puede habar comida.

 

Deambulando por la oficina descubre a Yoshiro-San un personaje con un peculiar sentido del humor que le hará recapacitar y tratará de ayudarle a ver su situación desde otra perspectiva.

Estas son algunas de las claves que Yoshiro-San utiliza para tratar que Jaime vuelva a tomar las riendas de su vida:

  • “Decirle lo que tiene que hacer es como ofrecerle fruta masticada”– Toma tus propias decisiones, si te equivocas vuelve a empezar, no esperes que alguien marque tu camino. Equivocarse, aprender y levantarse después de cada fracaso forma parte de la vida.

 

  • “Si no sabes dónde vas, todos los caminos son buenos”– Márcate objetivos, metas y dirige tu vida a alcanzarlos, persigue con fuerza lo que te apasiona.

 

  • “No permita que nadie decida cómo debe sentirse”– Tú eres el único responsable de tus emociones, no consientas que nadie te infravalore, eres grande, no lo olvides.

 

  • “Un buen amigo es una buena medicina; un buen grupo de amigos es igual que una farmacia completa”– Rodéate de la gente a la que aprecias y cuida tú relación con ellos para que no se enfríe ni distancie.

 

  • “Por mucho que estruja la arena del desierto nunca sacará aceite”– No te quedes en el pasado, deja atrás los problemas pasa página, avanza.

 

En resumen, un libro divertido que se lee de una sentada y nos recuerda que nuestra vida no puede girar en torno al trabajo y que está en nuestra mano levantarnos cada vez que la vida nos dé una bofetada.

 

 

Puedes encontrar el libro en Amazon haciendo clic en la portada del libro, el enlace de amazon o aquí.

 

 

Nota: Si te interesa el libro te agradecería que usases alguno de los enlaces referenciados, los ingresos recaudados serán destinados al mantenimiento y mejora del blog.

Mostrando 2 comentarios
  • Raúl Offshore
    Responder

    No lo conocía y mira que paseo por la zona de libros de los grandes almacenes. parece interesante.
    Gracias

    • Libre Inversión
      Responder

      Hola Raúl,

      Me alegro de que lo hayas conocido a través del blog.
      La verdad es que es muy ameno, entretenido y divertido y te lo acabas de una sentada.

      Gracias por pasarte y comentar.

Dejar un comentario

Comienza a escribir y pulsa Enviar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

Aceptar